¡Hagamos huerta!, conocé la propuesta divertida y transformadora de Gajo de limón

HUERTA 18 de diciembre de 2020 Por La Semilla
Un espacio de educación no formal afianza la producción de alimentos basada en plantas para crear hábitos saludables en contacto directo con la naturaleza.

gajo de limon central

“Qué bueno sería que todos los hogares santiagueños tengan una huerta…”, ese fue el primer planteo y la idea madre que los inspiró, la chispa que encendió todo para que Gabriela Ibáñez (Licenciada en Ecología), Matías Arias Soto (director del grupo teatral Eapepe) y Julieta Orquera (Licenciada en Química), impulsaran “Gajo de Limón”, un espacio de educación no formal donde la producción de alimentos basada en plantas sea un camino de ida para crear hábitos saludables en contacto directo con la naturaleza.

El lema “¡Hagamos huerta!” se hizo fuerte y en muy poco tiempo, con mucha voluntad y amor, se afianzaron los objetivos de concientizar desde las redes sociales, la importancia vital de contar con espacios verdes en las ciudades y naturalizarlos como parte de nuestra vida cotidiana en los hogares.

Juli es la Dra. Quim; Gabi es la Dra. Ambi y Matías es Terracota, un personaje de la patrulla ecológica. Juntos fusionaron desde la educación, las ciencias ambientales y el teatro para dejar un mensaje e interactuar a través de estos personajes en aspectos claves para hacer una huerta, además de ofrecer cursos online sobre el tema y un servicio de instalación de huertas en cajones, entre otros trabajos que son requeridos.

Si todavía no los conoces, puedes buscarlos en Facebook, a través de la cuenta “Gajo de Limón”, desde donde a través de transmisiones en vivo nos enseñan cómo cultivar nuestros propios alimentos a través de la “huerta laboratorio”, y empezar a “meter las manos en la tierra, estar en contacto con las plantas, el agua y el sol”, como prefieren decir, una linda excusa que lanzaron durante la pandemia y cada vez encuentra más adeptos y de todas las edades.

Para Gabriela, la experiencia con Gajo de Limón significó un cambio muy importante en muchos sentidos, por eso creyó necesario fomentar la vida saludable en distintos planos. “Si bien desde hace un tiempo tenemos hábitos vegetarianos, notamos mucho la diferencia entre los alimentos comprados y los producidos en la casa. Así nos propusimos generar un espacio para ayudar a que muchas personas tengan su huerta y valoren la diferencia de encontrar alimentos saludables en el propio hogar”, reconoce, en lo que nació como un desafío que luego tomó forma de trabajo en equipo y el intercambio entre los tres permitió encontrar una sintonía con lo natural.

 gajo de limon what

Un giro de 180°

Sin duda alguna que la pandemia motivó a muchas personas a hacer algo distinto en la casa, y así cobró más fuerza la idea de crear la huerta en muchos hogares santiagueños, un espacio de construcción colectiva donde se descubre y construye con el otro, fruto del trabajo conjunto. 

Ya desde su “patrulla ecológica” Matías sumaba mucho con campañas callejeras y encontró en Gajo de Limón un espacio donde sumar más conocimiento y experiencia. “Decidimos enfocarnos en los niños, porque la situación de encierro en la pandemia generó mucho estrés y el tema de contar con la ayuda de ellos para crear huertas es algo especial en muchos sentidos, porque los niños son las raíces, la base de la sociedad y quienes van a replicar la experiencia de cuidar el ambiente en la casa”.

Así surgió la campaña “los niños nos enseñan”, en donde los peques contaron sus travesías con las huertas, enviando videos sobre compost y otros quehaceres hogareños que hacen a la armonía en la familia. 

 

Hidroponia y composteras

Con la educación ambiental como principal soporte, Julieta también fomenta el aprendizaje desde la casa a cultivar los propios alimentos, ofreciendo una “huerta laboratorio”, a medida de las personas. Así es como desarrolla productos que acompañen estos procesos, como el caso de las composteras, lombricarios, hidroponia y huertas en espacios reducidos, como ser en los balcones de los departamentos.

 

Teatralizando con la huerta

Los personajes de las doctoras Quim y Ambi, junto a terracota de la patrulla ecológica para los vivos de Facebook, son la principal puerta de entrada para llegar al corazón de muchas familias. Desde esta red social ofrecen todos los días sábados, consejos y tips para la huerta, con un entretenido contenido didáctico.

Un viaje de ida…

El manejo y cuidado de la huerta implica un compromiso de todos los días, teniendo en cuenta que allí donde están nuestras plantas, no es otra cosa que un pequeño universo donde muchos seres vivos conviven en forma armoniosa. 

“La huerta es un ecosistema donde hay seres vivos que pueden ser beneficiosos o perjudiciales, desde el punto de vista humano –aclara Gabriela Ibáñez– si cambiamos esa configuración (sacamos plantas y ponemos otras especies), esos seres vivos serán afectados y reaccionarán a ese cambio. Por eso queremos que la gente comprenda y acompañe esos procesos y no reniegue porque un ser vivo quiera comer una planta”.

Como respuesta ecológica, ofrecen “aromáticas, distractores o cultivos con flores que atraigan a los polinizadores. No tuvimos ninguna plaga difícil, pero a las hormigas las distraemos con cáscaras de naranja o sembramos mucho para que ese porcentaje esté destinado a esos seres vivos. No queremos que sea una guerra con esa “plaga”, como le decimos, sino que entendamos que es un ser vivo que convive con otros. Apostamos a lo natural, a los compuestos orgánicos y allí Julieta es cuando nos enseña que los productos químicos pueden ser reemplazados por los orgánicos para que tengan un efecto menos perjudicial, tanto para las plantas como para nosotros”, remarca, como una manera de ser responsable con el respeto al ecosistema de la huerta. 

 

Gajo de limón, con el apoyo de la UNSE

Un aspecto muy importante en el crecimiento de Gajo de limón fue la participación en el Concurso UNSE INNOVA IV, edición especial COVID 19. A partir de transitar este concurso junto a muchos emprendedores santiagueños, fueron puliendo y mejorando el servicio y la manera de comunicarlo. Finalmente, al pasar a la instancia de defensa ante el jurado, ganaron el primer puesto en la categoría “innovación tecnológica en educación” 

 

La voz emprendedora 

Con un gran apoyo de sus seguidores, “Gajo de Limón”, consiguió hace poco llegar a la final del concurso La voz emprendedora, organizado por el Programa de Plataforma Emprender, coordinado por la Secretaría de Ciencia y Tecnología, junto a Endeavor y Unaje. Desde octubre, participaron junto a emprendimientos de Santiago del Estero, Tucumán y Jujuy.

Te puede interesar

Newsletter