Una tecnicatura busca profundizar la gestión productiva con visión agroecológica y orgánica en Santiago

AGROECOLOGÍA 23 de septiembre de 2020 Por La Semilla
El cursado tiene una duración de 3 años y se dicta en la Universidad Católica de Santiago del Estero.
Alimentos-orgánicos

La relación alimentación, salud y ambiente resultan aspectos claves para garantizar no solo dietas saludables, sino sistemas de producción sostenibles de alimentos mediante una relación armónica con la biodiversidad.

Bajo esta premisa, la Facultad de Ciencias de la Salud perteneciente a la Universidad Católica de Santiago del Estero, ofrece la carrera de Tecnicatura Universitaria en Producción Agroecológicas y Orgánicas, que permite la formación de profesionales capacitados para intervenir en la promoción de una agricultura sana y la elaboración de alimentos libre de químicos tóxicos (descargá aquí el plan de estudios de la tecnicatura)

Esta oferta académica cuenta con Resolución Ministerial de Validez Nacional N°814/2020. El cursado tiene una duración de 3 años y mientras durante periodo de aislamiento se dictará de manera virtual, luego de finalizado ese periodo, el cursado será viernes y sábados.

La decana de la Facultad de Ciencias de la Salud, Lic. María Rosa Barbarán, reconoce que a diferencia de otras universidades del país, “la novedad de esta oferta es que la UCSE tuvo la idea de abrir una tecnicatura en una Facultad de Ciencias de la Salud y, en ese punto, marcamos una posición institucional, porque desde hace unos años que la universidad viene trabajando el desarrollo de un campo de formación en salud desde una mirada de salud integral, vida sana y todo lo que tiene que ver con formar profesionales que cuiden la salud desde un aspecto preventivo, de protección y promoción; preocuparnos por cuidar las condiciones en que se producen los alimentos y preservar las condiciones ambientales, por eso es que apostamos por una agronomía que mire desde un concepto de la salud, con toda una ecología integral, que forma parte de esa posición de ideas que la universidad pone en marcha”, resaltó.

En consonancia con el Laudato Si, la encíclica en la que el Papa expone los principales problemas ambientales a nivel mundial, la decana sostuvo que dicha carta “marca un compromiso que hace a una mirada integral y la carrera en su plan de estudio, incorpora asignaturas que van a desarrollar contenidos desde la dimensión de la economía social, seguridad, soberanía alimentaria, nutrición y salud humana”, recalcó, como parte de la posición de la universidad.  

La universidad viene trabajando el desarrollo de un campo de formación en salud desde una mirada integral y de vida sana, María Rosa Barbarán.

Firmeza profesional 

Desarrollar la promoción e impulso de actividades, prácticas y procesos de producción con sostenibilidad ambiental, económica, social y cultural, mediante la contribución al cuidado y conservación de los ecosistemas, así como el manejo sostenible de la tierra, es otro de los desafíos planteados por el docente ingeniero agrónomo David Arias Paz, quien también se desempeña como coordinador de la Unidad de Extensión del INTA en el departamento Figueroa, Santiago del Estero.

“El hecho de tener una tecnicatura universitaria significa mucho para el movimiento de producción agroecológica, algo que se viene dando con las organizaciones de base y desde algunas instituciones como el INTA a través del Pro Huerta, con promotores voluntarios que ahora hacen la tecnicatura, desde el área de producción de la provincia. Todo eso da una firmeza profesional, y desde la tecnicatura queremos que sea un ámbito de formación pero también de discusión, para poner sobre la mesa distintos planteos sobre estos sistemas de producción”, contó.

Así, planteó que un objetivo esencial es que los alumnos “puedan participar en proyectos de desarrollo, colaborar en lo referido a la producción agroecológica en la provincia, con bases bien fuertes, ya que aspiramos que los egresados sean motores de esta producción tanto agroecológica como orgánica”, recalcó Arias Paz.

 

Participación activa 

En el contexto de la emergencia sanitaria por el Covid-19, la tecnicatura se dicta en forma virtual como viene ocurriendo en todo el país y con más de 30 alumnos, todo un logro que a su cuerpo académico los alienta a seguir apostando por esta carrera educativa.

El ingeniero agrónomo explica que la producción orgánica y agroecológica “son similares en su visión, que es la de cuidar el medio ambiente y producir alimentos sanos, después se diferencian en algunas normas de producción. Por ejemplo, un alimento orgánico tiene una certificación que le abre una puerta de comercialización en el mundo, mientras que la agroecología se abre más a lo social y considera de dónde se producen; trabaja en la unión de las personas, pero la diferencia fundamental es con la producción tradicional: el monocultivo y el uso a veces indiscriminado de agroquímicos que producen daños a veces en la salud humana y en el ambiente”, reconoce. 

Una cuestión esencial como base de la práctica agroecológica que puso que remarcó el docente, es que este tipo de sistema productivo “pone énfasis de cuidar el suelo, con prácticas como la rotación, la asociación, que en lo producción tradicional es inerte, y se le deben agregar fertilizantes para que crezca, cuando desde la agroecología lo pensamos de otra manera”, apuntó. 

Arias Paz aclaró también que la tecnicatura “hace una diferenciación entre lo que es la producción de este tipo desde lo local, a diferencia de la agroecología que se practica en la pampa húmeda, un ambiente totalmente distinto al que tenemos en nuestra región”.

“El hecho de tener una tecnicatura universitaria de este tipo en Santiago del Estero nos posiciona con un compromiso a nivel país, ya que los egresados podrán difundir y trabajar más profundamente en proyectos de investigación, colaborando dentro de sus instituciones o en organizaciones como el MOA Internacional que es bastante grande en la provincia, lo que puede hacer el interés tanto en la producción como el consumo de productos agroecológicos como también la formación académica”. 

 

Los egresados podrán difundir y trabajar en proyectos de investigación, colaborando dentro de sus instituciones o en organizaciones, Arías Paz.

Alentar la producción agroecológica en la provincia 

La decana Barbarán puso énfasis a un aspecto peculiar de la tecnicatura, y que sumara capacitación de recursos humanos calificados en el sector, que cuenten con una formación interdisciplinaria y proactiva, que colaborara con los planes de desarrollo a nivel provincial en sectores productivos, principalmente los más vulnerables. De hecho, la participación de “personal técnico del ministerio de Producción y del INTA que participan del cursado de la tecnicatura, constituye en sí un mensaje claro de trabajo colaborativo interinstitucional y de servicio a la comunidad que la UCSE desarrolla. Así como forma parte junto a otras instituciones y organismos de un valioso espacio colaborativo como lo es la Mesa interinstitucional Provincial de Producción Agroecológica, Orgánica y Tradicional de Santiago del Estero.  La cual a su vez viene desarrollando una participación activa y permanente a nivel nacional en el sector", reconoció. 

Por eso es que planteó que el desafío de aquí en adelante estará centrado en que los mismos profesionales se afiancen en la gestión, a partir de la formación que reciben en la UCSE.

“Con estos espacios - profundizó la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud -, tenemos la oportunidad de darle importancia a los valores de la economía social, familiar y comunitaria, cuidando la salud de las personas, el ambiente y los espacios que nos van a permitir producir”. 

Por eso, en coincidencia con el docente Arias Paz, la Lic. Barbarán fue categórica en el propósito de la tecnicatura: “Si agotamos el recurso natural que es finito, y no aprendemos a manejar de manera respetuosa los recursos, es probable que tengamos más problemas que solucionar: cambio climático, alteraciones químicas del ambiente, enfermedades nuevas. Si desordenamos el equilibrio de la ecología, seremos los que sufriremos las consecuencias de ese desorden y no siempre será posible manejarlo”.

agroecologia

Te puede interesar

Newsletter